Astrología y Kabbalah

                                      

Estaba deseando escribir este Post sobre Kabbalah, porque me parece un tema apasionante. Cada vida es individual como un campo en primavera, llenas de flores diferentes, matices y colores, unas vidas son tranquilas y apacibles, otras parecen tocadas por la mano de la diosa fortuna en cambio otras parecen tocadas por la mala suerte. La respuesta, según las antiguas enseñanzas, la encontramos en la combinación de astrología y kabbalah o lo que es lo mismo la Astrología Astrológica.

El físico y matemático Isaac Newton ya demostró una ley universal, No hay acción sin reacción, todo lo que hacemos bueno o malo tiene sus consecuencias, algo que nos hace recordar una vez mas que el universo está regido por sus propias leyes y las comprendamos o no, nada sucede al azar. El hombre empezó a evolucionar cuando tuvo conciencia de los elementos (Tierra, Fuego, Aire, Agua) que en nuestra carta natal ya podemos apreciar si tenemos exceso o déficit de uno o varios de ellos. A través de la observación del cielo pudieron relacionar diferentes movimientos celestes con conflictos, buenas o malas cosechas y fueron pasando estos conocimientos de generación en generación dando lugar al perfeccionamiento de estas relaciones.

En el transcurso de los años esto se fue ligando con la mitología y así cada planeta se asocia a un Dios mitológico, aunque en aquellos entonces la Astrología era más enfocada desde el plano esotérico en la que el principal interés era predictivo, la gran mayoría de las guerras, batallas, conquistas y hasta bodas que hemos leído en los libros de historia, fueron programadas por los astrólogos de la época, que en un principio no tenían ni material para observar ni tampoco se habían descubierto los planetas que no se pueden ver a simple vista, aquellos pobres astrólogos tenían que ser por propia supervivencia muy buenos en lo suyo ya que se jugaban la vida literalmente, esto lógicamente nos lleva a pensar en todo lo que todavía nos falta por descubrir y cuantas respuestas podremos hallar. Todo esto fue poco a poco decayendo hasta el movimiento espiritual de los años 60 donde volvió a surgir el interés por la astrología, kabbalah y los temas esotéricos.

En la edad media se combinó la metafísica helenística con la árabe creando así la sabiduría de Kabbalah.

La Cábala nos dice que antes de nacer, los Ángeles del Destino han ajustado con gran precisión nuestros Cuerpos y han esperado que se produjera un momento cósmico favorable a nuestros propósitos. El universo energético existente entonces penetra en nuestro interior y ya toda la vida nos acompañará, de manera que las fuerzas zodiacales y planetarias actúan desde dentro de nosotros, no desde fuera, y los planetas que transitan fuera son una copia exacta de los que están transitando en nuestro mundo atómico y molecular interior.

Es una herramienta de autoconocimiento, dándonos respuestas simples pero decisivas, en este punto recordemos el principio hermético Como es arriba, es abajo, y lo mismo que el movimiento afecta a nivel general a las cosechas, mareas… también nos afecta a nivel individual.

Os mando abrazos estelares.

Próximo post

Emotividad: Piscis

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s