Diario de una enfermera: No os pongáis malos en vacaciones por favor

Capitulo 15: Las deseadas vacaciones

No os pongáis malos ni en vacaciones ni el resto del año. Ese es el deseo que quiero para todos pero desafortunadamente se que es difícil cumplirlo. Porque? Pues porque si no no existirían los hospitales colapsados, las urgencias desbordadas, las enfermeras doblando turnos, el departamento de personal de los hospitales haciendo malabares para no dejar descubiertos a los pacientes sin personal en los servicios,….

Lamentablemente hay cáncer, accidentes, malos hábitos, repito……muy malos hábitos, problemas genéticos, de la edad, violencia, y un sin fin de problemas que hacen que demos gracias de tener una sanidad como la que tenemos.

Es culpa vuestra? a veces si. A veces es culpa nuestra totalmente y rotundamente SI.

Hace poco leí que el cuerpo humano esta preparado para vivir 120 años con salud pero que con los malos hábitos que adquirimos la mayoría no lo conseguimos. Y me pregunto porque somos capaces de dañar nuestro caparazón, nuestro vehículo, nuestra casa, nuestro hogar,…. porque llegamos a ser capaces de quitarnos vida a los años con el exceso de alcohol, con el tabaco, que todos sabemos que son mortales, con el exceso de comida y la obesidad que nos lleva a tantísimos y tantísimos problemas de salud.

Y que decir de el estrés. Esa manera de vivir a la que la sociedad nos empuja. Nos empujan? Realmente no os habéis planteado que se puede intentar vivir sin estrés? Es necesario tener tanto, si con menos también se vive? Yo he aprendido que cuanto mas se cobra, mas se gasta. Eso hasta que no aprendes a gestionar tus gastos, a invertir en ti y en tu familia y a buscar momentos para decir………. KIT KAT. Tenemos derecho a decir basta, me tomo unos minutos de descanso. Y no vale parar el trabajo para salir a fumar. Trabajo en un hospital, se supone que debemos dar ejemplo a la sociedad de como debemos cuidarnos. Pues no. No entiendo como se puede salir tantas veces a fumar. Conozco compañeros que fuman y jamás han dejado su puesto de trabajo, pero veo personas que todo el día están en la calle con el cigarro en la mano. En cualquier trabajo.

Me da pena porque veo personas sufriendo cuando tienen problemas respiratorios, causados por el tabaco o no. Cuando se dan cuenta de lo mal que han tratado su cuerpo mientras esperan un trasplante de pulmón entre la lista de los que lo precisan sin haber fumado en su vida, sin haber destrozado su hígado o su páncreas bebiendo y bebiendo alcohol, de los que sufren las complicaciones de una sencilla intervención por la obesidad que padecen, por lo mal que tienen los pulmones o por los imprevistos de un cuerpo que no esta en perfectas condiciones, aunque nos pensemos que tenemos vitalidad para levantar un tren.

Vaya vara que os he dado. Y probablemente algún mal habito pueda tener yo también o haya podido tener en un pasado. No os digo que no, pero no me ha durado muchos días porque el cuerpo, amigos míos, es tan sabio que nos va avisando de lo que empieza a ir mal. Le escucháis? No es broma, eh!!!! No me veis pero estoy bien seria, y es porque me importáis. Porque me da pena ver como la gente va perdiendo dedos de los pies por la diabetes, la mala circulación, el colesterol,… Me da pena ver personas con necesidad de oxigeno y con múltiples infecciones respiratorias que …….. siguen fumando, me da pena ver las tan dolorosas pancreatitis en jóvenes de menos de 50 años por la adicción al alcohol. Me da pena ver esa numerosa juventud que inicia trastornos psiquiátricos por el abuso de las drogas, entre ellas el tan consumido cannabis. Jovenzuelos ……… a veces ya no hay vuelta atrás, y no se si os lo hemos repetido lo suficiente. Me dejo muchísimos problemas de salud que nos provocamos voluntariamente. Incluido el cáncer, que muchas veces es fruto de no haberle prestado la suficiente atención a las señales que nuestro cuerpo nos envía. Porque? pues sencillamente porque estamos centrados en otras cosas como llevar la familia para delante, no dejar esas cosillas que me están siempre diciendo en la consulta que cambie, etc,…. Tenemos remedio? Pues la mayoría de veces si.

Ahora que lo pienso me he desviado del tema del post!!!. O no? Pues …….. no. Todo ello influye en que tengamos trabajo, cosa que agradezco, pero es triste agradeceros que os pongáis malos no? Es triste decir que me dais trabajo para poder vivir mientras vosotros perdéis vuestra salud. Yo no me alegro de eso, pero lamentablemente es así. Aunque os pido que nos dejéis un poco de descanso.

Las enfermeras también queremos tener días libres

Queremos descansar un poco de vosotros. Queremos irnos de vacaciones como vosotros. Queremos no tener que estar doblando turnos, ni queremos estar peleando para que nos concedan un día personal que tanto nos merecemos. Queremos poder decir que no a las llamadas para cubrir turnos mientras ya estamos a jornada completa. Yo ya no tengo edad para hacer 13 horas de interminable trabajo, conduciendo de domicilio en domicilio, subiendo y bajando escaleras, buscando aparcamiento en la conchinchina, cargando exceso de material de curas, jodiendome la espalda, cogiendo infecciones de orina por no poder ir al lavabo y mal alimentándome porque falte tanto personal para cubrir y atender a los pacientes. Es culpa vuestra? Pues hay una parte que ya he nombrado, la otra ……. queremos un gran hospital con muchos servicios, con personal que te atienda cada vez que vienes, sea el momento del día que sea, queremos pruebas rápidas e intervenciones urgentes, queremos visitas presenciales y exigimos atención cordial, amable y eficiente. Es posible? Pues creed que lo intentamos pero no llegamos a tanta demanda y tenemos derecho a disfrutar de nuestra familia, a irnos unos días de vacaciones como hacéis todos, pasar un estupendo fin de semana sin que suene el tan largo teléfono del trabajo para pedirte por favor que vayas a trabajar en tu día de fiesta.

Amigos, todo esto esta pasando aunque no queramos verlo.

Me encanta mi profesión, mi trabajo, me encanta mi hospital, me encanta mi ciudad y me encanta ir a cuidaros a vuestras casas, pero quiero vacaciones. Mientras las espero, portaros bien porque os seguiré dando la vara para que os cuidéis.

Que os propongo? Pues que salgáis a la montaña, que disfrutéis de las amistades, que os riais muchísimo, respirad aire puro, coged setas, espárragos o lo que os de vuestro huerto urbano, leed, descansad y alimentaros saludablemente aunque de vez en cuando nos podamos permitir un exceso como premio.

Os dejo unos ejemplos en la web. Podéis ver la sección de caminantes para tener ideas de disfrutar de la naturaleza, podéis ir a la sección de recetas que proponemos, algunas son de cuchara algo mas contundentes y otras ligerísimas, podéis ver la sección de historias de nuestros lectores para ver desde los ojos de otras personas y disfrutad de las lecturas de nuestro poeta y amigo Cocarutas, y consejos de salud que vais encontrando en los diferentes post. Aquí abajo os dejo algunos enlaces directos.

Quieres seguirme y no perderte nada? puedes suscribirte en la web. Te espero.

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Únete a 840 seguidores más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s