Anécdota farmacéutica

Historias de nuestros lectores

Por Cocarutas

                                             

Esta vez os cuento una anécdota, estos días preparando las cosas para tomarme unos tres meses de vacaciones merecidas, entre otras cosas, pedí las correspondientes recetas de las medicinas que tomamos para nuestros achaques, para poder tener las suficientes, ya que la receta electrónica no dispensaba suficientes, el doctor me hizo recetas manuales, al llegar a la farmacia a comprarlas me las sirve todas menos una, dice que por tener una mujer vieja, necesita que tenga un código de inspección, yo no me enfadé, me lo tomé como una lamentable broma, le contesté que yo no tenía una mujer vieja, mi esposa solo tiene más de sesentaicinco años, se disculpó amablemente pero yo tal vez como penitencia o como castigo tuvo que escuchar mi historia, era más o menos así. 

Mire usted, mi mujer la conocí cuando tenía veintidós años, era tan joven, bella y buena persona que decidimos casarnos, entonces era para toda la vida y desde entonces yo le llamo mi muñeca (tal vez porque nos casamos el día de reyes) sigo llamándole igual y la sigo viendo tan bella como entonces, incluso le sigo dando agarrumacos como entonces, la edad solo está en los papeles, todavía recuerdo cuando fuimos al cura para casarnos y nos dijo que teníamos que hacer una especie de charlas prematrimoniales, quedamos en vernos un día con el cura y empezó dándonos unas instrucciones de cómo debíamos hacerlo, yo que no soy de perder el tiempo le dije, mire usted señor cura, puede saltarse ese paso ya que nosotros ya hace tiempo que practicamos y nos lo pasamos muy bien, casi se le caen las gafas al suelo, el pobre ya era un poco mayor y no entendía esas cosas, para tranquilizarlo le dije, mire mi novia y yo no vamos a misa ni vamos a ir en adelante, pero sus padres sí que van y para no darles un disgusto asentimos a casarnos por la iglesia, pero si usted no quiere casarnos se lo decimos a ellos y nos iremos a vivir en pecado, a espera de pedir la renuncia eclesiástica para casarnos por lo civil, porque estamos bautizados sabe, ello supondría que en las estadísticas, la iglesia tendría dos fieles menos. 

El pobre párroco accedió y fijamos el día de reyes de 1974 para la ceremonia, arreglamos papeleos y me dijo que tendía que llevar 30 monedas en concepto de arras, en homenaje a mi rubia aporté 30 pesetas de las rubias, celebramos la ceremonia con todo respeto y cumpliendo todos los protocolos acordados, cuando se terminó, le pregunte cuales eras sus honorarios, me dijo que era gratis, pero si quería aportar algo a la iglesia lo hiciera en el cepillo, me sentí agradecido y puse las 30 rubias, ¡estaba generoso aquel día!, no os echéis a reír, (entonces una misa valía 20 pesetas) tal vez fue por no cargar con el peso durante toda la celebración.

El caso es que ahora que escribí esto no sé por qué os lo cuento, lo que sí sé es que al pobre farmacéutico no se le ocurrirá llamar viejo a nadie.

Queréis conocer mas sobre Cocarutas? Aquí os dejo su blog: https://cocarutas.blogspot.com/ y tambien podeis seguirlo en la sección hisorias de nuestros lectores.

Un pueblo de tradiciones

Un pueblo de tradiciones. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Esta vez os cuento una historia de un pequeño pueblo peculiar, lo conocí en uno de esos viajes deambulando por lo ancho de este país, como siempre que voy de gira, no solo me interesan los hermosos paisajes, la cultura de cada pueblo, el arte, flora y fauna, sobre todo las tradiciones que atesoran a lo largo de los años, bien pues esta vez me interesé por una muy particular.

seguir leyendo

Pareja imposible

Pareja imposible. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hoy os cuento una historia dura, muy dura y tierna a la vez, empezó en el año 1976, en ese año entró a trabajar en la empresa donde yo trabajaba, un joven que casualmente naciera el 29 de febrero igual que yo, pero 10 años más tarde.

seguir leyendo

Historia de la cuky

Historia de la cuky. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hoy os voy a contar una historia, una triste historia, es un relato de la vida de la Cuky,  es una pequeña perrita de 17 años, que traducida a la edad humana sería de unos cien años, ella es la historia de un pequeño pueblo, que casualmente es donde yo nací.

seguir leyendo

Kedada Morellenca

Historia de mi Manzano. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Buenos días, hoy el viejo os cuenta una historia propia de su edad, no me lo toméis a mal, no sé el por qué, pero no acuden a mi memoria las vivencias y cariños que a menudo recibo de mis amigos recientemente, solo vienen a mi memoria las historias vividas en mi juventud, debe ser cosa del Alzheimer, por desgracia también tengo experiencia en eso, no os lo cuento, total no lo entenderíais hasta que tengáis mi edad, el caso es que me recordé de una cosa que me pasó en mi juventud, pero que sigue teniendo sentido también en la actualidad.

seguir leyendo

Cantos de sirenas

Cantos de sirenas. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hoy os voy a contar una historia que me sucedió hace unos años, nos fuimos a una playa al sur de Peñiscola, la playa de Irta, creo que se llama, mientras mi mujer disfrutaba de los placeres de tomar el sol, yo como culo de mal asiento me fui a pasear por las rocas,…..

seguir leyendo

Historia de mi Manzano

Historia de mi Manzano. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Buenos días, hoy el viejo os cuenta una historia propia de su edad, no me lo toméis a mal, no sé el por qué, pero no acuden a mi memoria las vivencias y cariños que a menudo recibo de mis amigos recientemente, solo vienen a mi memoria las historias vividas en mi juventud, debe ser cosa del Alzheimer, por desgracia también tengo experiencia en eso, no os lo cuento, total no lo entenderíais hasta que tengáis mi edad, el caso es que me recordé de una cosa que me pasó en mi juventud, pero que sigue teniendo sentido también en la actualidad.

seguir leyendo

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Únete a 844 seguidores más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s