Día de Reyes

Historias de nuestros lectores

Por Cocarutas

Hoy ha tocado celebrar los reyes, a día de hoy no lo entiendo todavía, en esta casa hace muchos años que no pasan reyes, cuando uno de la familia necesita algo se lo compra o se lo compran y listo, a pesar de todo lo celebramos con una comida familiar, por reyes, por ser el último día de fiestas, por estar en familia o simplemente porque nos gusta.

No hace falta decir que además hoy hace 44 años que los reyes me trajeron una muñeca, que todavía conservo, por eso cada año lo celebramos con más razón, algunas veces nos escapamos a celebrarlo fuera, menos trabajo pero no es lo mismo, aquí siempre hay uno que le toca soportar las bromas o indirectas de los demás.

Total a mí me tocó el aperitivo y poner la mesa, (como siempre) este es el resultado, unos embutidos variados del Bierzo, queso castellano, patatas artesanas, olivas de Jaén y caracoles del pueblo, regado con vermut de la bodega.

Para ello me puse mis mejores trajes de gala y me coronaron rey por un día, quise negarme por mis convicciones republicanas, pero por el bien de la familia cumplí con el papel asignado, luego el camarero profesional nos sirvió las lubinas al horno que mi mujer nos preparó, regado con el albariño de confianza en la familia.

Para los postres teníamos que degustar el típico roscón de reyes, como me tocó la figura del rey, (ya es mala suerte) tuve que hacer los honores, dejarme coronar, fumar el cigarro de hombre, usar la moneda del reino y después de todo eso me regalaron carbón, no es justo, con lo bueno que soy todo el año y que me paguen así, todo sea por tener a nuestro lado toda la camada.

Mientras el camarero hacía los cafés personalizados con un dibujito para cada uno, yo me fui a la bodega a buscar chupitos especiales, escogí un orujo macerado con arándanos del año 2010, la ocasión lo merecía.

Mientras hacíamos el brindis, como rey, tuvieron que aguantar mi discurso, aproveché la ocasión para recordarles de donde vienen, me parece muy importante que sepan a donde van y que quieren en el futuro, para ello les recordé el pasado, más o menos les dije esto:

Poema de Reyes 

Hoy quiero deciros que hace 47 años.

Que unos bellos ojos me miraron.

Me hicieron descubrir el amor.

Desde entonces no puedo dejar de mirarlos.

Hoy os recuerdo que hace 44 años. 

Que nos dimos un sí quiero.

Seguimos recorriendo juntos el camino. 

Nos prometimos amor eterno.

Construimos nuestro propio nido.

Con cariño, esfuerzo y tesón.

Donde habéis crecido libres y sanos.

Arropados con el manto del amor.

Seguid dándonos vuestra compañía.

Para nosotros es pura vida.

Si se nos caen las lágrimas. 

Seguro que será de alegría.

Porque hoy es un día feliz.

Y juntos lo celebramos. 

Levantemos nuestras copas.

Por un futuro mejor BEBAMOS.

Esta vez me comporte como un autentico actor, cumplí con el guión establecido, aunque para no perder el control, en algún momento tuve que hacer una pausa y respirar, sin dejar de reprimir mis emociones, disfrutando de un gran día de aniversario, para mi mucho más importante que los Reyes.

Bien está lo que bien acaba, como decía mi abuela, contempla el amanecer cada día, si no puedes, hazlo al menos una vez al año.

Queréis conocer mas sobre Cocarutas? Aquí os dejo su blog: https://cocarutas.blogspot.com/ y tambien podeis seguirlo en la sección hisorias de nuestros lectores.

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Únete a 846 seguidores más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s