Mi ruta al molino verde

Historias de nuestros lectores

Por Cocarutas

                                             

Rebuscando en los rincones que dejan huella en mis ruteos, me acordé que hace años visite el Molino verde en Outeiro de Valcarce, hoy me decidí a volver para hacer la ruta a mi manera, esta vez invité a mi chula, ella me ayudó a subir por la Faba, Argenteiro, Rabiáis, Veiga de Brañas a Outerio, como me creo un tío muy listo cogí la ruta hacia abajo, para que fuera más fácil, Siempre me llamó la atención esta pequeña aldea escondida a los pies del gigante Capeloso, hoy solo poblado por una pareja joven, que siempre que puedo saludo para agradecerles la osadía de seguir cuidando este entorno tan enigmático, es una población que para llegar a ella, (tanto si se viene de Galicia como si se viene de Castilla) hay que bajar por una pista de tierra, en estos momentos bien cuidada, eso sí, para salir hay que volver por la misma, es su única entrada en coche.

A pesar de su aislamiento, las leyendas dicen que es el primer pueblo del municipio de Vega de Valcarce, al parecer una familia gallega (hay Gallegos en todos lados) hizo la primera casa allá por el siglo XI después de vivir en la caroca de un castaño.

Este es el hermoso valle, aunque es casi imposible ver el pueblo sin tener un dron, después de saludar a sus jóvenes habitantes seguí hasta el molino, tenía ganas de comprobar si seguía en pie, sorpresa agradable no solo sigue en pie, está bien cuidado, pronto vino a verme un perro, supongo que para asegurarse que no maltrataba el entorno, nada agresivo pero un tanto desconfiado, lo saludé y me di cuenta que tenía una pata delantera rota, cada vez que caminaba, un trozo de ella se balanceaba como si fuera una cola más, después de mirarnos a los ojos ya se acercó un poco más hasta darle unas caricias, para agradecer su visita.

Después de despedir al guardián, ya pude contemplar este rincón lleno de regueros y naturaleza casi virgen, quise hacerme un selfy con mi chula para dejar constancia, ahora tendría que pedirle un esfuerzo más, se me metió en la cabeza bajar por San Julián y muchas veces me hago caso, ya me advirtieron que el camino no era ciclable, solo a pie, en esta época hay casi un palmo de hojas acumulado en el camino con fuerte bajada, más de una vez parecía que estaba esquiando, deslizándome por encima de las hojas, había que añadirle varios regueros que inundaban el camino, piedras y pequeños troncos que me obligaban a ayudarme con los pies para mantener el equilibrio.

Bueno casi lo peor empezaba ahora, fuerte subida y toda revuelta de los jabalíes, tuve que subir a pie, menos mal que mi chula con su acelerador subía sola, ya en lo alto avistando a San Julián, me tomé un respiro, un poco de agua, unas almendras para recuperarme del esfuerzo, secarme el sudor y respirar, el reto ya estaba cumplido, solo bajar a Herrerías y volver al pueblo, ahora por carretera, mientras estaba tratando de poner en orden las emociones para bajar tranquilo, entonces me acordé que no había grabado la ruta en wiquilok, para que otros pudieran seguirla, tendré que volver otro día, tendrá que ser en verano antes de que caigan las hojas, ahora regreso a casa para almacenar otra experiencia única.

Ya en casa después de una relajante ducha y comer, pensé en dormir la siesta, no fue posible, volví a recorrer el camino mentalmente parándome en cada foto que mis ojos transmitieron a mi cerebro, hasta que la inspiración me susurró un poema, solo entonces me dormí contándole la aventura a mi almohada.

Al gigante Capeloso

Mi gigante, mi enamorado,

Que hoy me regalas tus aguas.

Sembrando una gran riqueza,

Por las tierras donde pasas.

Tu gran bosque purifica el aire,

 Que pasa de mi pulmón a la sangre.

Me llena de fuerza para andar los caminos,

Protegido por sus sombras y follajes.

Danzan los pájaros en el viento,

Alegrando mi estancia con sus trinos.

Inspirándome y dándome fuerzas,

Para continuar recorriendo tus caminos.

Adiós mi precioso gigante,

Desde tus faldas me despido.

Prometo volver a verte algún día,

A disfrutar del gigante más querido.

Cocarutas

Queréis conocer mas sobre Cocarutas? Aquí os dejo su blog: https://cocarutas.blogspot.com/

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Únete a 834 seguidores más

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s