La Calabaza Dorotea

Historias de nuestros lectores

Por Cocarutas

                                             

Este verano me tomé un respiro en mi gira veraniega, en los alrededores del lago de Carucedo, después de un refrescante baño, encontré esta finca de calabazas, observando la variedad de ellas, me di cuenta, que una de ellas tenía un nombre escrito e incrustado en su piel, por el crecimiento de la misma, tal vez una bella dama, había escrito su nombre en ella, no sé que pretendía con eso, quizá le puso su nombre para que la calabaza fuera tan hermosa como ella, tal vez dejo su nombre como una pista al galán que se atreviera a seguir sus pasos, o simplemente dejar constancia de que había pasado por allí.

Recodé entonces que según una leyenda, decía que el lago se formó por las lagrimas desesperadas de una bella dama, al no poder conseguir los favores de un general francés, en la época de los romanos, tal vez esta bella dama quedó encantada en la zona y cada año vuelve a ver si encuentra a su amor en el lago, el caso es que solo se que se llamaba Dorotea, recordé entonces que Dorotea era una canción que cantábamos en la juventud, casi siempre cuando estábamos borrachos, decía. (El día que se case Dorotea, hay Dorotea, hay Dorotea, el día que se case Dorotea, vaya pea que vamos a pillar, no te cases no te cases Dorotea, hay Dorotea, hay Dorotea, no te cases no te cases Dorotea, porque la pea la tenemos ya).

Luego se me vino a la cabeza, que todo el campo podía representar los NO que nos dicen a lo largo de la vida, los desengaños, los tropiezos, las frustraciones, las oportunidades que nos pasan inadvertidas, aunque mi ego me paró en las mozas que no quisieron escuchar mis peticiones de amistad, ellas se lo perdieron. Pensé que estas enormes calabazas son tan grandes y pesadas, porque están llenas de todas las amarguras y frustraciones que arrastramos, suerte que tenemos a la madre naturaleza que convierte todos esos sinsabores en un fruto dulce y delicioso, al igual que toda la basura que le lanzamos, nos la devuelve hecha alimento sano y sabroso.

Luego pensé que si nosotros fuéramos capaces de reciclarnos y pedir perdón a los que hemos ofendido alguna vez, tendiéramos la mano a aquellos necesitados que nos la piden, escucháramos a los que nos dan consejos, compartiéramos nuestras migajas, abrazáramos a los faltos de amor, ayudáramos a los necesitados y fuéramos por la vida predicando la paz, otro mundo sería posible. Cuando desperté de mi pesadilla estaba al lado del lago, a la sombra de los arboles que hacen que te sientas como en el paraíso, después me bañé para relajarme mientras disfrutaba de la belleza del entorno, pero mi curiosidad me llevaba a pensar que tal vez era verdad y que la calabaza existía, tuve que ir a ver si era verdad que había fincas de calabazas, había varias, pero ninguna coincidía con la de mis sueños, a pesar de ello seguí mirando cada una de las calabazas por si encontraba la de Dorotea, ni rastro, debió ser que mis sueños eran en parte reales, llevado por la emoción que acumulé en mi cerebro al encontrarme en este paisaje, solo conseguí que el brillante sol, casi quemara mi calva desprotegida.

Regresé al lago, pensativo y casi incrédulo, confundiendo los sueños y la realidad, no acertaba a creer que soñando con una finca de calabazas estuviera en un sitio donde había varias, tampoco entendía por qué en mis sueños buscaba a Dorotea, nunca conocí ninguna con este nombre, el caso es que pasé un día tan feliz que me parecía vivir otro sueño, Ya lo dijo Calderón, (que la vida es solo un sueño y que los sueños, sueños son.)

Dedicado al Sr. Del chiringuito, sin él, el lago y su entorno no sería lo mismo, siempre dispuesto a servir una cervecita fría o preparar un buen ágape si se lo pides.

Queréis conocer mas sobre Cocarutas? Aquí os dejo su blog: https://cocarutas.blogspot.com/

Albelda bien vale la pena

Albelda bien vale la pena. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Esta vez os cuento otra de mis excursiones, el destino fue a Albelda de la Litera, un pueblo un tanto peculiar, está enclavado en medio de montañas, areniscas, arcillosas y pintorescas formaciones, culminadas por la ermita de San Sebastián, (s.XVI-XVII) […]

seguir leyendo

Mousse de turrón

Mousse de turrón. Recetas de nuestros lectores.

Para esta semana nuestro amigo Antonio nos trae una mousse. Si la vais a elaborar podéis enviarme la foto para publicarla. Aquí os la dejo. Espero que os guste. Si es así podéis transmitírselo a nuestro amigo dando un like.

seguir leyendo

De industrial a cuida pollos

De industrial a cuida pollos. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hoy os cuento una historia de cómo puede cambiar un ex trabajador industrial a cuida pollos. Estando  en mi guarida berciana, un día mi parienta me dijo que le haría mucha ilusión criar un par de pollos, como soy un galán de los de antes, con tal de complacerla, me fui a comprar un par, pero como la quiero mucho y soy un poco exagerado compre media docena, todo sea por amor, les preparé un gallinero a la altura de los mejores[….]

seguir leyendo

Plátanos flambeados

Plátanos flambeados. Recetas de nuestros lectores deliciosas. Hazlos tú mism@.

Antonio nos trae otra de sus recetas con una pinta que no podréis evitar hacerla. Aquí os la dejo. Espero que os guste. Si es así podéis transmitírselo a nuestro amigo dando un like.

seguir leyendo

Búho espía

Búho espía. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Esta vez me voy a introducir en el mundo de la novela, quiero decir telenovela, una de esas noches que cuesta un poco dormir, tal vez por haber dormido dos horas de siesta, abrí la persiana y contemplé la luna llena, las nubes que pasaban por encima de ella tratando de ocultar su redonda figura, parecían formar figuras que en mi desvelo trataba de adivinar cuales eran, hadas, meigas, figuras de animales, monstruitos, etc. ya pasada la media noche una figura se interpuso entre la luna y yo [….]

seguir leyendo

Piña en crema

Antonio nos trae una recetas exquisita. Esta viene sin foto así que os dejamos una idea de presentación. Si la vais a elaborar podéis enviarme la foto para publicarla. Aquí os la dejo. Espero que os guste. Si es así podéis transmitírselo a nuestro amigo dando un like.

seguir leyendo

Espirito maternal

Espirito maternal. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

[….]“hay cosas amigo mío que no regresan, las palabras dichas, el tiempo transcurrido y los amores perdidos”

seguir leyendo

Ensalada de kiwi

Ensalada de kiwi. Recetas de nuestros lectores deliciosas. Hazlos tú mism@.

Antonio nos trae otra de sus recetas, pero esta vez el kiwi es el protagonista. Aquí os la dejo. Espero que os guste. Si es así podéis transmitírselo a nuestro amigo dando un like.

seguir leyendo

Incendiarios

Incendiarios. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Me gustaría que mirarais detenidamente estas dos fotos, la primera la tomé hace un mes, la segunda hoy [….]

seguir leyendo

Día de Reyes

Historias de nuestros lectores Por Cocarutas Hoy ha tocado celebrar los reyes, a día de hoy no lo entiendo todavía, en esta casa hace muchos años que no pasan reyes, cuando uno de la familia necesita algo se lo compra o se lo compran y listo, a pesar de todo lo celebramos con una comida…

seguir leyendo

A veces me meto donde no debo

A veces me meto donde no debo. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Para poder contaros esta historia tengo que situaros, martes 7 de agosto, once de la mañana, estaba  yo sentado a la sombra de estos plataneros del jardín de Villafranca del Bierzo, mientras mi mujer visitaba todas las tiendas del mercadillo, un hombre ejerciendo de abuelo canguro de una nieta de unos cinco años, (quizá por falta de experiencia,) pasó por el mercadillo donde había muchas cosas que llamaban la atención de la niña, un tanto caprichosa y algo mal criada, el caso es que ella quería todos los juguetes que tenían los tenderos, el abuelo no estaba dispuesto a comprarlos, la niña montó en cólera, berreando como si le hicieran daño, tirándose al suelo sin importarle ensuciar el vestido y escapando de la mano del abuelo con tal de volver al mercadillo. [….]

seguir leyendo

Villarino de los Aires bien vale la pena

Villarino de los Aires bien vale la pena. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Esta vez os voy a contar una nueva aventura furgonera, no sé cómo empezar a describirla, mis neuronas están todavía atiborradas de los buenos momentos vividos, tratando de guardarlos en el rincón de mis mejores recuerdos, tal vez debería poneros unas fotos de los sitios más preciosos que visitamos, porque no puedo encontrar las palabras que las definan [….]

seguir leyendo

Grave Malentendido

Grave Malentendido. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hace un tiempo era el cumpleaños de un amigo, hasta ese día un buen amigo, le felicité con todo el cariño, al no serme posible hacerlo en persona, le mandé un wasap, con una dedicatoria y la foto de este borrico, lo fotografié el año pasado en el pirineo catalán, muy cariñoso y agradecido, dispuesto a comerse un trozo de pan de  gente que para su coche para hacerle fotos [….]

seguir leyendo

Un pueblo de tradiciones

Un pueblo de tradiciones. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Esta vez os cuento una historia de un pequeño pueblo peculiar, lo conocí en uno de esos viajes deambulando por lo ancho de este país, como siempre que voy de gira, no solo me interesan los hermosos paisajes, la cultura de cada pueblo, el arte, flora y fauna, sobre todo las tradiciones que atesoran a lo largo de los años, bien pues esta vez me interesé por una muy particular.

seguir leyendo

Pareja imposible

Pareja imposible. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hoy os cuento una historia dura, muy dura y tierna a la vez, empezó en el año 1976, en ese año entró a trabajar en la empresa donde yo trabajaba, un joven que casualmente naciera el 29 de febrero igual que yo, pero 10 años más tarde.

seguir leyendo

Historia de la cuky

Historia de la cuky. Historias de nuestros lectores. Por Cocarutas.

Hoy os voy a contar una historia, una triste historia, es un relato de la vida de la Cuky,  es una pequeña perrita de 17 años, que traducida a la edad humana sería de unos cien años, ella es la historia de un pequeño pueblo, que casualmente es donde yo nací.

seguir leyendo

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Únete a 48 seguidores más

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s