Ileostomia

El intestino se sitúa entre el estómago y el ano.  La primera parte la forma el intestino delgado que es la parte más larga del tubo digestivo. Su función es finalizar la digestión de los alimentos y absorber los nutrientes. El intestino grueso es la parte final del tubo digestivo, en él se absorben el agua y las sales minerales y se forman y almacenan las heces hasta su expulsión al exterior. Gracias a estas funciones mantenemos un adecuado estado nutricional y de hidratación.

Cuando en una intervención quirúrgica se elimina una parte del intestino, sus funciones pueden verse alteradas dependiendo de la zona y de la magnitud de la intervención. Con el tiempo irá mejorando porque el intestino se va adaptando a la situación.

Indicaciones:

Por lo general se realiza una ileostomía cuando un colon enfermo o lesionado no puede tratarse exitosamente con medicamentos. La razón más frecuente es la enfermedad inflamatoria intestinal del colon.

  • Los dos tipos de enfermedad inflamatoria intestinal son:
    • Enfermedad de Crohn (ileitis)
    • Colitis ulcerosa
  • También se realizan las ileostomías por:
    • Defectos de nacimiento
    • Poliposis familiar
    • Lesión traumática
    • Cáncer
    • Otra disfunción intestinal
  • Ocasionalmente, se realiza una ileostomía temporera por las siguientes razones:
    • Con motivo de proteger y descansar el colon o el intestino delgado mientras que una sección cura.
    • La primera etapa en la formación de un reservorio ileoanal, por ejemplo, una bolsa en “J”.

Una ileostomía es una abertura quirúrgica del abdomen en la cual el extremo inferior del intestino delgado (íleon) se lleva hacia la superficie de la piel. La abertura en el íleon hacia la piel se llama estoma.

El estoma se convierte en la salida de la materia fecal y de gases. Una ileostomía afecta la manera en que su cuerpo digiere y absorbe los nutrientes.

Es posible llevar una vida normal, pero en algunos casos, sobre todo durante los primeros meses tras la intervención, es necesario seguir unas recomendaciones dietéticas, que le aliviarán las molestias.

El estoma:

  • Aparecerá de rosa a rojo y estará húmedo y brillante
  • Cambiará en tamaño a lo largo de un corto periodo de tiempo después de la cirugía (disminución en el tamaño)
  • La forma será redonda u ovalada
  • Puede protruir o estar a ras de piel
  • El desecho siempre tendrá una consistencia líquida o pastosa, nunca de heces bien formadas
  • El desecho será frecuente debido a que el estoma funcionará múltiples veces en un periodo de 24 horas

Si durante la cirugía le han practicado una ILEOSTOMÍA (la parte final del intestino delgado queda abocado a la piel y hace de “ano”), las heces se recogerán en un dispositivo diseñado especialmente para ello. Al no pasar las heces por el colon, no se absorbe correctamente el agua y las sales minerales por lo que las heces serán más líquidas, incluso diarreicas, sobre todo durante las primeras semanas, pero variará de líquido a pastoso, dependiendo de la dieta, medicamentos y otros factores.

Dado que el desecho es frecuente, se necesitará vaciar la bolsa de 5-8 veces por día.

Obtendremos como objetivos:

  • Conseguir o mantener un adecuado estado nutricional y de hidratación.
  • Reducir el volumen de las heces y aumentar su consistencia en lo posible.
  • Evitar el exceso de gases.

En tu enfermera digital le ayudamos a seguir una dieta que disminuirá síntomas como gases, olor y heces que sean muy líquidas o muy duras.

Retorno al trabajo tras la cirugía.

Las personas con ileostomías pueden hacer la mayoría de los trabajos; sin embargo, levantamientos pesados pueden causar que el estoma se hernie o se prolapse. Un golpe súbito en el área de la bolsa podría causar una rotura de esta o una lesión sobre el estoma. Aun así, hay personas con ileostomías que realizan levantamientos pesados, como bomberos, mecánicos y camioneros. Hay atletas que tienen estomas. Verifica con tu médico sobre tu tipo de trabajo.

Como con cualquier gran operación, tomará tiempo para que recupere la fuerza después de su cirugía.

Deporte tras la cirugía.

Una ileostomía no debería de limitar tu participación en los deportes. Existen ciertas precauciones, no obstante. Muchos médicos no permiten deportes de contacto por la probabilidad de una posible lesión al estoma debido a un golpe fuerte o porque el sistema de bolsa puede desconectarse, pero estos problemas pueden superarse con protección especial. El levantamiento de pesas puede resultar en una hernia en el estoma. Consulta con tu médico sobre tales deportes. De hecho, hay personas con ileostomías que son corredores de distancia, levantadores de pesas, esquiadores, nadadores y que participan en la mayoría de los otros tipos de deporte.

Higiene tras la cirugía.

Puedes ducharse con o sin el sistema. Si desea ducharse sin la bolsa, lo puede hacer. La exposición normal al aire o el contacto con agua y jabón no dañarán al estoma y el agua no entra a la abertura de la ostomía. Debería ducharse cuando su intestino este menos activo si no quiere que el débito salga durante la ducha. Se recomienda no hacerlo después de las comidas. Le contenido suele tardear en salir tras la ingesta, entre 20 minutos y varias horas después.  También puedes dejar colocada la bolsa al bañarte.

Cuidado de la ileostomía.

(Podrá verlo en los próximos meses en la sección de cuidados)

Pautas de Dieta para Ileostomía

(Ver también dieta para pacientes con ileostomía)

  • Haga una ingesta de comidas frecuentes y poco copiosas, siguiendo un horario regular. Repartidas al menos en 6 tomas diarias (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y postcena).
  • Se recomienda una dieta baja en fibra durante las 6-8 semanas después de la cirugía. La reintroducción progresiva de fibra se realizará después de la sexta semana. (descárguese su dieta aquí).
  • Coma despacio y mastique bien, con la boca cerrada para evitar la formación de gases. Repose sentado hasta media hora después de las comidas principales.
  • Beba de 2 a 2,5 litros al día de líquidos (agua, infusiones, caldos desgrasados), en pequeñas cantidades y repártalos en unas 16 pequeñas tomas de medio vaso (125 ml) cada una. Hágalo fuera de las comidas (una hora antes o después de ingerir los alimentos).
  • Es muy importante mantener un estado hidroelectrolítico adecuado por lo que debe comprender la importancia de mantener una ingesta adecuada de líquidos durante todo el día. Ajuste la cantidad de líquidos que toma, a la cantidad de los que estime pierde por la ileostomía, e incremente 500 o 750 ml más. (descargue su hoja de control de débitos)
  • Evite el café, el alcohol, los zumos de frutas y las bebidas carbonatadas (en su mayoría son laxantes).
  • Recuerde ingerir los alimentos a temperatura templada, ni muy fríos ni muy calientes.
  • Valore con su médico aumentar la ingesta de sal, potasio o magnesio como consecuencia de las pérdidas en la salida de la ostomía.
  • Realice cocinados sencillos (hervidos, en su jugo, plancha, vapor, horno) y evite los fritos, rebozados, empanados y guisos.
  • Inicialmente no es recomendable utilizar especias, picantes ni otro tipo de condimentos.
  • No introduzca alimentos nuevos sin saber cómo se toleran los anteriores.
  • Introduzca de forma progresiva las frutas, las verduras, las legumbres, la leche y sus derivados para facilitar su tolerancia.

Cuando las deposiciones sean menos abundantes y líquidas, puede ir incorporando nuevos alimentos de uno en uno, y observar si se modifican las características y frecuencia de las deposiciones. No debe olvidar que la tolerancia de los alimentos es individualizada, por lo que si alguno es mal tolerado retírelo e inténtelo otra vez más adelante. Con el tiempo el intestino se adapta y se puede llegar a tolerar una dieta normal.

Agregar Alimentos de Nuevo a la Dieta

  • A las 4-6 semanas después de la cirugía, añada 1 alimento nuevo cada poco día. Comience con alimentos que podía comer sin problemas antes de la cirugía.
  • Añada lentamente alimentos con fibra de nuevo en sus comidas para que el cuerpo se acostumbre.
  • Algunos alimentos pueden provocar síntomas, como gases, olor o diarrea.
  • Es mejor llevar una lista de los alimentos que causan estos síntomas. Si un determinado alimento provoca síntomas, evítelo por entre 2 a 3 semanas. Luego, pruébelo en pequeñas cantidades para ver cómo reacciona su cuerpo al alimento.
  • Tenga presente que algunos alimentos pueden provocar una obstrucción en el sitio del estoma.

Para Prevenir la obstrucción  

  • Coma despacio y mastique completamente los alimentos.
  • Evite el consumo de cáscara de frutas y verduras, hojas verdes para ensalada, frutas deshidratas, frutas y vegetales crudos, fibrosos y crudos (apio, coco, piña), nueces, granos integrales, carnes duras fibrosas y coberturas de salchichas.

Para Reducir los Gases y Prevenir Olores Desagradables 

  • Evite beber con pajitas, evite las bebidas carbonatadas y fumar o masticar tabaco. Estos pueden causar que trague aire y provocar la producción de gases.
  • Su cuerpo liberará gas de 2 a 4 horas después de comer alimentos que producen gas.

 Limite el consumo de cáscara de frutas y verduras.

Prevenir Diarrea y Ayudar a Espesar las Heces  

Tipos de alimentosAlimentos
Alimentos formadores de gases
Brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, ajo, cebolla, pescado, huevo, bebidas con gas, bebidas alcohólicas, productos lácteos, legumbres, chicles
Alimentos productores de oloresEspárragos, judías, brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, ajo, cebolla, pescado, huevo, algunas vitaminas, quesos fuertes.

Alimentos que pueden controlar los olore

Suero de la leche, zumo de arándanos, zumo de naranja, yogur, perejil, espinacas, zumo de tomate
Alimentos que pueden espesar las heces
Pasta, pan blanco, arroz blanco, patata, queso, galletas saladas, mantequilla de cacahuete cremosa, salsa de manzana, plátano, malvavisco, tapioca, legumbres
Alimentos que pueden producir obstrucciónCáscara de manzana, naranja, piña, uvas, frutas deshidratadas, repollo crudo, apio crudo, maíz, champiñones, coco, palomitas de maíz, frutos secos.

Alimentos que pueden producir diarrea

Bebidas alcohólicas, cafeína, chocolate, cereales integrales, cereales de salvado, frutas frescas, zumo de uva, zumo de ciruela, verdura cruda, comida picante, alimentos fritos, alimentos ricos en grasa, alimentos ricos en azúcares refinados

Otros Consejos Importantes a Recordar

  • Algunos alimentos pueden cambiar el color de las heces.
    • Las remolachas y los alimentos con tintura roja pueden volver las heces rojas.
    • Los espárragos, el brócoli y la espinaca pueden oscurecer las heces.
  • Coma despacio y mastique los alimentos completamente hasta lograr una consistencia cremosa.
  • Coma cantidades pequeñas con más frecuencia en lugar de comidas abundantes. Trate de ingerir de 5 a 6 comidas pequeñas en lugar de 3 comidas grandes al día.
  • Coma en un horario similar cada día. Esto ayudará a que su cuerpo absorba los nutrientes de los alimentos y a reducir la producción de gases.
  • No se salte ninguna comida. Esto puede provocar que el intestino delgado sea más activo, aumentando los gases y produciendo heces acuosas.
  • Ingiera su comida más abundante a medio día para evitar una alta expulsión de desechos por el estoma durante la noche.

Deshidratación

La deshidratación se produce cuando el cuerpo pierde más líquidos de los que ingiere. Eso puede provocar un desequilibrio peligroso en el funcionamiento del cuerpo. Si tiene altos volúmenes de expulsión de desechos (diarrea) de su estoma o vomita, podría correr el riesgo de sufrir deshidratación. La expulsión de desechos por el estoma de más de 1 litro por día se considera un alto nivel de expulsión. Si ocurre eso durante más de 24 horas, asegúrese de:

Evitar alimentos que puedan contribuir a la diarrea.

Aumente el consumo de alimentos que pueden ayudar a reducir o espesar los desechos.

Si expulsa desechos acuosos durante más de 24 horas, comuníquese con enfermera.

También, reconozca los signos y síntomas de la deshidratación como:

  • Sed
  • Letargo
  • Boca seca
  • Menor expulsión de orina
  • Mareo al estar de pie
  • Calambres musculares o abdominales

Manténgase bien hidratada

Es probable que necesite más líquido que la mayoría de las personas, especialmente si aumenta su actividad o suda.

Beba un mínimo de 8 a 10 tazas de líquidos al día. Sin embargo, para evitar desechar los alimentos demasiado rápido, beba líquidos 30 minutos después de una comida o refrigerio. Esto ayudará a que su cuerpo absorba mejor los nutrientes.

Evite bebidas con alto contenido de azúcar, alcohol y bebidas que contengan cafeína.

Trate de recordar beber un vaso de líquido siempre que se vacíe su bolsa a fin de mantenerse hidratado.

Hay distintas recetas que puede utilizar para preparar sus propias bebidas rehidratantes.

Medicamentos

Preocupaciones sobre Absorción de una Ileostomía

Debe considerarse cuidadosamente el tipo de medicamento que se receta a la persona con una ileostomía debido a la ausencia del colon y la alteración en el tiempo del tránsito intestinal por el intestino delgado.

Los medicamentos en forma de tabletas con capa entérica o cápsulas de liberación prolongada pueden no ser absorbidas y no aportar beneficio alguno.

Antes de que el médico prescriba la receta, el paciente con ileostomía debe informarle de su dificultad. Si el medicamento requerido se encuentra disponible únicamente en esta forma y no puede ser destruido por los jugos estomacales, entonces la tableta puede quebrarse entre dos cucharas y tomada con agua.

El mejor tipo de medicamento para la persona con una ileostomía es en la forma de tabletas sin capa o en forma líquida. Aunque estas no son las formas más aceptables en cuanto a sabor, aseguran la absorción del medicamento recetado. Su farmacéutico puede orientarle a la hora de escoger la presentación del medicamento que será mejor absorbida.

Después de la cirugía de ileostomía, nunca tome laxantes. Para una persona que tiene una ileostomía, tomar laxantes puede causar un desequilibrio hidroelectrolítico severo.

El tiempo de tránsito intestinal varía entre individuos. Si el alimento pasa sin digerirse, debe ser consciente que esto es un signo de que los nutrientes no se están absorbiendo adecuadamente. Los tiempos prolongados con malabsorción pueden llevar a varias deficiencias nutricionales subclínicas o clínicas.

Fuentes:

  • Ileostomy Diet Guidelines: Northwestern Medicine. NMH Department of Clinical Nutrition (Departamento de Nutrición Clínica). northwestern-medicine-pautas-de-dieta-por-Ileostomia.pdf
  • GUIA DE ILEOSTOMÍA. United Ostomy Association, Inc. UOASpanishIleo.indd
  • Academy of Nutrition and Dietetics (AND). Nutrition Care Manual: Ileostomy; 2014. Disponible en: http://nutritioncaremanuel.org
  • McDonough MR. A dietitian’s guide to colostomies and ileostomies. Support Line. 2013;35(3):3-12.
  • León M, Celaya S, Alvarez J, editores. Manual de recomendaciones nutricionales al alta hospitalaria. 2ªed. Glosa, SL. Nestle Nutrtion SA; 2010.
  •  Meier R, Ockenga J, Pertkiewicz M, Pap A, MIlinic N, Macfie J, DGEM (German Society for Nutrition Medicine), Löser C, Keim V; ESPEN (European Society for Parenteral and Enteral Nutrition). ESPEN Guidelines on Enteral Nutrition: Pancreas. Clin Nutr.2006; 25(2): 275‐84.
  • Olivar Roldan J, Fernández Martínez A, Martínez Sáncho E, Díaz Gómez J, Martín Borge V, GómezCandela C. Tratamiento dietético de la ascitis quilosa postquirúrgica: caso clínico y revisión de la literatura. Nutr Hosp. 2009; 24 (6): 748‐750.
  • Ballesteros Pomar MD, Vidal Casariego A. Síndrome de intestino corto: definición, causas, adaptación intestinal y sobrecrecimiento bacteriano. Nutr. Hosp. 2007; vol.22 (suppl.2): 74‐85.
  • Bellido D, De Luis DA. Días de Santos. Manual de Nutrición y Metabolismo. Madrid. 2006. Cancer E, Delgado E, Cánovas G. Recomendaciones nutricionales para pacientes con colostomía. Página Web de la Sociedad Española de Endocrinologia y Nutrición (SEEN). [Consulta el 26 de junio de 2010]. Disponible en: http://www.seen.es/seen/Cliente?id_aplic=93
  • Cancer E, Delgado E, Cánovas G. Recomendaciones nutricionales para pacientes con ileostomía. Página Web de la Sociedad Española de Endocrinologia y Nutrición (SEEN). [Consulta el 26 de junio de 2010]. Disponible en: http://www.seen.es/seen/Cliente?id_aplic=93
  •  León M, Celaya S, Alvarez J, editores. Manual de recomendaciones nutricionales al alta hospitalaria. 2ªed. Glosa, SL. Nestle Nutrtion SA; 2010. Riobó P, Sánchez Vilar O, Burgos R, Sanz A. Manejo de la colectomia. Nutr Hosp. 2007; 22 (supl. S): 135‐44.
  •  Salas‐Salvadó J, Bonada A, Trallero R y Saló S. Nutrición y Dietética Clinica. Masson Barcelona. Saló i Solá ME. Dieta en la resección intestinal. En: Nutrición y Dietética clínica. 2ª edición. Ed. Elsevier Masson. Barcelona; 2008. p. 529‐533.
  • Beyer PL. Terapia nutricional médica en los trastornos intestinales. En: Mahan LK, Escott‐Stump S. Krause Dietoterapia 12ª edición. Masson; 2009.

Síguenos

Consigue todo el contenido en tu mail.

Únete a 836 seguidores más

Un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s